El gas sube hasta un 40 por ciento, en un contexto de alza de tarifas y de inflación que no baja.

 Los nuevos incrementos llegan en medio de una escalada de precios. El boleto mímino de colectivo se va a 9 pesos y las tarifa del gas natural subirán hasta un 40 por ciento. Cargar el tanque de GNC costará un 15 por ciento más. Ya están previstas también subas en la luz y el agua.

Con el comienzo de abril llegan los aumentos en los servicios de transporte, gas y GNC. Este domingo pasan a regir las nuevas escalas tarifarias que dispuso el gobierno nacional, en lo que significa un fuerte golpe al bolsillo. Para más adelante ya también están previstos incrementos en el agua y la luz.

En el transporte público, los colectivos tendrán un incremento del 11,7 por ciento en promedio. Así, el boleto mínimo, que hasta hoy cuesta 8 pesos, pasará a 9 pesos desde mañana. A comienzos de enero el mínimo estaba en 6 pesos, con lo que la suba desde entonces es del 50 por ciento. La idea original fue hacer subas de 50 centavos por mes durante todo el año. El Gobierno modificó su plan y diseñó un esquema de ajuste hasta junio, cuando el pasaje llegará a los 10 pesos

Los trenes tendrán un incremento del 12 por ciento y, en comparación a la suba de febrero, el alza es del 50 por ciento. En ese momento, el boleto mínimo estaba en 6 pesos. Ahora, salta de 8 a 9 pesos viajar entre cabeceras en las líneas Mitre, Sarmiento y San Martín.

En materia de transporte, el ministerio que dirige Guillermo Dietrich buscó amortiguar el impacto con la tarifa “multimodal”, por la cual hay descuentos para viajes combinados en el área metropolitana. Mientras, queda por definir el boleto del subte, actualmente en 7,50 pesos. El 19 de abril habrá una audiencia pública, con la idea de llevar el valor a 11 pesos: un alza del 46 por ciento.

El gas tendrá el mayor impacto con el nuevo cuadro que anunció Juan José Aranguren en la semana. Los usuarios pagarán entre un 30 y un 40 por ciento más. Quienes consumen GNC deberán pagar un 15 por ciento de incremento para cargar los tanques de sus vehículos. Así, el metro cúbico se comercializará a 14 pesos, en vez de a 12.

La suba del gas tendrá un fuerte impacto en el bolsillo, ya que además coincide con el comienzo de clases, con subas en la canasta escolar. En esta época del año tiene fuerte incidencia también el rubro indumentaria por el cambio de estación, con lo cual la inflación del segundo trimestre tendría un repunte respecto del primero.

Ayer el presidente Mauricio Macri admitió que hubo "un rebote" inflacionario y volvió con aquello del segundo semestre: dijo que la inflación se irá planchando en la última mitad de este año.

Hasta aquí el Gobierno no ha acertado con sus pronósticos y la meta de inflación va camino a incumplirse también este año. Resta por saber qué puede pasar con las naftas, que están libradas al arbitrio del mercado, según el valor del dólar o el precio internacional.

En mayo está previsto que se concrete el aumento en la boleta de AySA, que en la última audiencia pública propuso un alza del 26 por ciento en el servicio del agua. La empresa además pretende la sustitución gradual de los subsidios en varios partidos del conurbano bonaerense.

Así las cosas, para junio se esperan nuevos tarifazos en transporte. Para agosto se prevé un cambio en la tarifa de luz, y en octubre habría nuevos valores en gas. Todo en aras del plan de la Casa Rosada de ir bajando los subsidios.

Fuente: pagina12.com.ar

Volver