En el último miércoles de Julio el gobierno oficializo el llamado a licitación para el diseño y construcción de un gaseoducto proveniente de Vaca Muerta con la publicación de la resolución 437/2019 en el Boletín Oficial.

 

El primer tramo que está proyectado que vaya desde Neuquén hasta la localidad bonaerense de Salliqueló, y que se denominara TGC, por Transportadora de Gas del Centro, tendrá un costo de USD 800 millones. En total la obra, hasta San Nicolás, tendrá un valor estimado de USD 2.000 Millones.

Según expreso el gobierno la intención es dejar de exportar GNL que entra por Escobar y Bahía Blanca y también desde Bolivia que hay un contrato vigente hasta el 2026.

En cuanto al financiamiento de la obra, esta estará repartida de la siguiente manera: la mitad la ofertara como deuda a tasa del mercado el Estado nacional (por medio del Fondo de Garantía de Sustentabilidad, FGS, de Anses); USD 200 millones estará a cargo de OPIC (Corporación para la Inversión Privada en el Extranjero del EE UU); y los USD 200 millones restantes a cargo del ganador de la licitación, que tendrá el tendido por 35 años y podrá fijar los precios.

En la Argentina hay dos gaseoductos que abastecen a la industria, el consumo residencial, Pyme y que también se conectan con algunos países limítrofes. Estos son TGS (Transportadora de Gas del Sur) y TGN (Transportadora de Gas del Norte) y tienen más de 27 años de funcionamiento y las gestionan empresas homónimas, es decir, TGS S.A. y TGN S.A. Estas empresas aparecen como las principales interesadas en la construcción de TGC.

Detrás de estos grupos empresarios aparecen nombres conocidos en la comercialización de la energía en la Argentina. En TGN aparecen accionistas como Tecpetrol (Paolo Rocca), CGC (Eduardo Eurnekian) y RPM Gas (Nicolás Caputo). Por otra parte, los accionistas de TGS aparecen la empresa Pampa Energía (Marcelo Mindlin), Grupo Inversor Petroquímica (familia Sielecki), WST (Werthein) y PCT LLC.

La meta del gobierno es que para el invierno del 2021 esté terminada esta primera etapa lo que permitirá, según el gobierno, ahorrar el equivalente a USD 240 millones anuales en GNL.

Fuente: El cronista

 

Asimismo, esta noticia se relaciona con la reactivación del tren Norpatagonico que de la misma manera conecta Vaca Muerta con el puerto de Buenos Aires. Más precisamente la Decisión Administrativa 610/2019 publicada en el Boletín Oficial autoriza la transferencia de un inmueble al Consorcio de Gestión del puerto de Bahía Blanca para el emplazamiento de la Playa Ferroviaria de Carga, en las inmediaciones del Puerto Galván, en esa ciudad bonaerense. Esta decisión es clave para la reactivación del tren.

Fuente: La Nación

Finalmente otra de las noticias importantes en torno a Vaca Muerta fue el crecimiento de la producción de gas que en el mes de junio fue la más alta en once años. Se produjo en total 140 millones de metros cúbicos por día, lo que se traduce en un crecimiento interanual del 5,8%.

Desde la secretaria de Energía precisaron que el gas convencional tuvo una caída del 7% que se compenso con el alza del 28% del gas no convencional. Por otra parte, en Junio, la Argentina  continúo exportando  gas a Chile  por un promedio de 4,33 millones de metros cúbicos y un máximo de 6,3 millones.

Este aumento en la producción de gas no se traduce en un abaratamiento para el consumo residencial de los argentinos. Solamente en el 2019 se programaron tres subas consecutivas  para abril, mayo y junio (10%, 9% y 8%, respectivamente) para ser pagados entre diciembre y marzo cuando cae el consumo y después de las elecciones.

Otro de los datos a tener en cuenta es la caída o el estancamiento de la demanda. En el primer caso la demanda de los grandes usuarios (industrias, centrales térmicas, grandes comercios) con bypass comercial, bajo su consumo un 4,55%. También, aquellos que realizan bypass físico han disminuido su demanda, verificando una variación estimativa de -17,28%. En el segundo caso, el primer trimestre de 2019 muestra un leve aumento (3,04%) en el consumo de gas natural por redes, tanto para usuarios residenciales como para pequeños comercios (Servicio Generap “P”). No obstante, el aumento de la demanda para exportaciones subió un vertiginoso 1150%. A partir de Junio de 2019 se comenzó a exportar GNL.

Como conclusión vemos una marcada tendencia y una reconversión en cuanto al “bien energético gas” en lo que se utiliza en el mercado interno y lo que se exporta de lo extraído de la cuenca neuquina, y todo esto está sujeto a las variables internas de la economía nacional liberalizada. Es decir, si por una parte se aumenta la producción de shale gas y el gobierno festeja el asentamiento de empresas extranjeras para dicha acción, por otra parte tenemos una economía alicaída con una base industrial y un consumo residencial condicionado por los elevados precios del bien energético. Esto no nos da a pensar que Vaca Muerta, con los elevados riesgos ambientales y financieros que supone, sea un beneficio a mediano plazo para mejorar las condiciones de vida de los argentinos, sino una excelente oportunidad de negocios para las grandes transnacionales y empresas locales del sector.

Por Leandro Gomez Tejada