“El aumento de la gasolina y las tarifas irritó a la población”.-

En el marco del 2do Congreso de la Nueva Central de Trabajadores de México (NCT) que se realizó a fines de enero en la capital mexicana y de la reunión del ESNA, José Rigane (FeTERA – CTA – Autónoma) dialogó en profundidad con Martín Esparza Flores, secretario General del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) y miembro de la NCT. En esta imperdible entrevista que Rigane le hace a Esparza Flores se analiza el largo proceso de neoliberalismo mexicano con el foco puesto en la energía y que tiene grandes coincidencias con Argentina. Además, el accionar del SME y la NCT en la organización de los comités de usuarios y las luchas contra el gasolinazo.

 

José Rigane: ¿Cuál es el proceso político, social y económico que desencadena la lucha contra el gasolinazo en México?

Martín Esparza Flores (MEF): Es muy importante poder explicar qué es lo que esta pasando en México a partir de la implementación de esta política económica neoliberal que se viene aplicando en los últimos 32 años.

Gasolinazo 2

Estamos viviendo una de las peores crisis económicas y financieras producto del despojo de las empresas públicas y que han estado pasando en manos de la iniciativa privada nacional y extranjera.

El tema de los hidrocarburos, siendo México un país petrolero y siendo Pemex (Petróleos Mexicanos) una de las principales empresas del país que fue expropiada por el gobierno de Lázaro Cárdenas en 1938, trajo como consecuencia desde aquellos años un proyecto de nación para explotar los recursos naturales, crear una fuerte infraestructura de refinerías, oleoductos, de todo el proceso de la petroquímica, entre otros, para satisfacer las necesidades de nuestro país.

Sin embargo, empezó el proceso de desmantelamiento de Pemex con la política de Carlos Salinas de Gortari (presidente mexicano entre 1988 y 1994), dando un golpe fuerte al sindicato, encarcelando a dirigentes como Joaquín Hernández Galicia (apodado “La Quina”). A partir de este momento la petroquímica mexicana fue puesta en su mayoría a los intereses del sector privado.

Nct 1

Se empezó a producir demasiado petróleo pero no para procesarlo en nuestras refinerías, si no que el 80% de nuestro petróleo fue a parar a refinerías de Estados Unidos a empresas como Exxon, Halliburton, etc. y esto trajo como consecuencia que para poder cubrir las necesidades de combustibles en nuestro país se tienen que hacer grandes importaciones desde Estados Unidos a precios prácticamente internacionales.

A esto hay que sumar el déficit económico y financiero provocado por el terrible endeudamiento de estos gobiernos, donde hoy nuestra deuda pública con los organismos financieros internacionales es más de 9 billones de pesos. Y los pasivos laborales, que es un mecanismo para quebrar las empresas públicas y las obligaciones de los gobiernos con los trabajadores, prácticamente también lo hicieron deuda pública.

Hoy en el sector del petróleo la deuda de los pasivos laborales es de 2,1 billones de pesos que se suman a la deuda de los pasivos laborales de los trabajadores del sector eléctrico que es de 1,5 billones de pesos.

Esto trajo como consecuencia un enorme déficit económico que ante la desesperación del gobierno para sostener sus procesos políticos-electorales y para mantener los sueldos de toda la estructura de gobierno y la clase política gobernante han tomado la decisión de liberar el precio de las gasolinas a estándares de los precios de los mercados internacionales.

En este marco, también incorporaron una serie de impuestos, que son los que se queda el gobierno para tapar el déficit económico y financiero.

Hubo un golpe a principio de año donde el precio de los combustibles aumentó un 20% para todas las familias mexicanas. Esto trajo la consecuencia de que se incrementó la inflación por el fuerte aumento de los productos de la canasta básica. Esto irritó a la población.

Se venían dando incrementos de manera paulatina. Pero ahora el litro de gasolina pasó de 15 pesos a 17,90 pesos. El diesel, que es un producto que se utiliza en la industria, también se fue a 17,90 pesos.

A partir de esto se comenzaron a dar diferentes protestas en sectores que anteriormente a raíz de toda la implementación de esta política neoliberal no se habían movilizado, principalmente en los estados del norte del país como Sonora, Chihuahua, Sinaloa, Nuevo León, entre otros.

Hoy vemos las plazas públicas llenas de gente contra el aumento en los combustibles, contra el llamado gasolinazo, a pesar que la prensa oficialista no resalta este fenómeno de lucha> Las redes sociales si lo hacen. Así se expresó el descontento de la mayor parte de los mexicanos.

 

Rigane: ¿Qué papel jugo el SME en este proceso de luchas contra el Gasolinazo, sobre todo en la comunidad de usuarios?

MEF: En este punto tenemos que resaltar que el SME y la Nueva Central de Trabajadores de México (NCT) fijó una política muy clara a principios de año de fuerte rechazo al gasolinazo, porque es un abuso por parte del estado.

Además, resaltamos que la Reforma Energética que impulsó el gobierno de Peña Nieto en 2014 y 2015, donde modificaron nuestra constitución para liberar la exploración, explotación, refinación, conducción y comercialización de los hidrocarburos, fue impuesta con la promesa de que iba a generar empleos, que iban a bajar los precios de los combustibles y que iba a mejorar la economía del país. Todo lo que nos dijeron desde el gobierno y por la televisión no se cumplió. Todo fue beneficio para las multinacionales.

Solamente tres empresas tienen la concesión para la importación del combustible y son Shell, Exxon y Pemex Comercialización, que es una de las separaciones que sufrió Pemex cuando la separaron en unidades de negocio.

Se prevé que dentro de poco se incremente nuevamente la gasolina. Además, se va a implementar una política con el mercado internacional, donde se va a depender de cuanto este oscilando el precio internacional todos los días a las 4 de la mañana, que será el valor al día siguiente en nuestro país.

Esto claramente va a traer una liberación de precios de los combustibles a la alta porque las refinerías las tienen trabajando al 33%. Tienen la mayoría del petróleo de México para seguir exportándolo a Estados Unidos.

Entonces, en este marco el SME fijó una política muy clara que fue estar en las plazas públicas a organizar y explicar el proceso y darle estructura al propio movimiento para que no sea solo algo espontáneo. Porque esto va a ser una lucha en los próximos meses y los próximos años. Nos movilizamos fuertemente con la NCT el 26 de enero en una jornada masiva, donde se movilizó también el SME y la Asamblea Nacional de Usuarios de la Energía Eléctrica. Hay que decir que en México no solo aumentó el combustible sino que aumentó también la electricidad a principios de 2017.

 

Rigane: ¿Cómo es que ustedes conectan a los usuarios cuando las empresas los desconectan porque no pagan?

MEF: El tema de los usuarios se agudiza a partir del decreto de extinción de la empresa de Luz y Fuerza del Centro (en 2009). Con la extinción de la empresa Luz y Fuerza y el despido de 44.000 trabajadores, por la madrugada y con la toma militarizada de los lugares de trabajo, el presidente mexicano de entonces, Felipe Calderón, la justificó diciendo que iba a bajar el costo de la tarifa de la luz, iba a generar empleos y darle crecimiento a la economía.

 

Rigane: Siempre la misma mentira

MEF: Siempre la misma mentira, es una receta que trae el neoliberalismo para despojarnos de las empresas públicas. Grandes sectores le creyeron a Calderón, pero se fueron dando cuenta cuando comenzaron a llegarles los recibos con las tarifas. Además, les retiraron el subsidio que ya tenían. Luego comenzaron con los incrementos del 50%, 100%, 200% y hasta del 300% en la luz. Eran tarifas impagables. Nosotros comenzamos a darnos cuenta que en ese momento la gente comenzó a acercarse al sindicato. En este proceso explicábamos con detenimiento y detalles el proceso de fijar precios, quiénes lo fijaban, etc. En todo este tiempo fue el gobierno federal a través de la secretaria de Hacienda quien fijo los precios.Sme 2

A partir de allí, vimos con un grupo de abogados desde el sindicato cuales eran los elementos jurídicos. Porque una cosa es el derecho de los trabajadores y otra cosa es el derecho que tienen los usuarios, porque tienen un contrato comercial. Todos los usuarios tenían un contrato con la empresa Luz y Fuerza del Centro, nunca lo habían hecho con la Comisión Federal de la Electricidad.

Comenzamos a hacer quejas en la Procuraduría Federal del Consumidor (ProFeCo), un ente para realizar demandas en los servicios públicos y encontramos ahí un resquicio legal. Que cuando se presenta una queja a este ente no se puede realizar cortes de servicio de luz en tanto no haya una conciliación.

Entonces el usuario, acompañado por trabajadores y abogados nuestros del SME, llegaban a las audiencias y lo primero que mostraban era su contrato con la empresa Luz y Fuerza del Centro. Entonces ahí la Comisión Federal de la Electricidad no tenía ninguna competencia porque no había firmado ningún contrato comercial.

A partir de este hecho se multiplicaron los comités de usuarios y comenzaron a aparecer comités por (colonia) barrio, por delegación, por municipios, etc. Imprimimos materiales donde decíamos cuáles eran los derechos de los usuarios en este escenario. Allí comenzaron a desarrollarse los grandes comités.

Para darle organicidad se planteó que se hiciera una asamblea nacional de estos comités de usuarios que estaban en la zona metropolitana. Se realizó esta gran asamblea con los comités y ahí se constituyó la Asamblea Nacional de Usuarios de la Energía Eléctrica.

Desde el SME y la NCT los hemos ayudado jurídicamente y explicamos en todas partes las formas de organización. De allí que viene toda una persecución a trabajadores y usuarios, donde llegaron a cortarles la luz por la noche con presencia de policías.

Además, desde el sindicato SME abrimos un conmutador con 10 líneas telefónicas y formamos a los compañeros de los sectores de comercialización y distribución para estar atentos para respaldar a los usuarios. Hicimos una base de datos de correo electrónicos y teléfonos para monitorear los problemas en el servicio. Así, cada usuario con algún problema en el servicio llamaba al conmutador y así hacíamos la labor social.

Esto creció tanto que ya no entran los trabajadores de la Comisión Federal de la Electricidad junto con la policía a cortar la luz, si no que se hacen cargo los trabajadores del SME con nuestra cooperativa. En muchos caso les enseñamos a los usuarios a cómo reconectarse y cómo evitar también que les corten la luz. Esto es una articulación muy importante porque ya creció en todo el país.

Hay otra red que se llama Red de Usuarios de la Energía, que junto a la Asamblea de Usuarios y el SME presentamos una iniciativa de ley al Congreso de la Unión para que los diputados legislen y adicionen el artículo cuarto de la constitución mexicana que es el derecho humano a la electricidad.

La electricidad no puede ser concebida como una mercancía porque es vital para el desarrollo de cualquier persona. Y, además, hicimos esta presentación para que se revise el tema de la política tarifaria. De esta manera se esta planteando que haya una tarifa social justa.Sme 1

Rigane: ¿No hay tarifa social en México?

MEF: No, no tenemos tarifa social. Hoy se aplica tarifa plana para todos. Así, el resultado es que hoy en México es más cara la electricidad para una casa familiar que para la industria. Por ejemplo, en México el kilowatt hora (KW/h) vale para una casa 1,20 pesos mexicanos y el KW/h para una industria vale 0,80 pesos. Entonces así, la tarifa doméstica esta subsidiando la tarifa industrial cuando hay 60.000.000 de pobres en México, cuando hay 10.000.000 de jóvenes que no estudian ni trabajan, cuando hay 10.000.000 de adultos mayores y de esos adultos solamente el 30% tiene una pensión. El 70% restante de los 10.000.000 de adultos mayores de México no tienen nada. Entonces, no podemos permitir que esto siga pasando. En cuanto los legisladores no legislen van a seguir las luchas contra esta política.

Rigane: ¿Qué perspectivas tienen, con todo este desarrollo organizativo que recién describiste, que el gobierno cambie de política? ¿o piensan que el proceso tiene que tener mayor profundidad como para poder recuperar la soberanía?

MEF: Hay una coyuntura muy interesante. O sea, hay un hartazgo de la gente muy fuerte. Hay escenarios que venimos observando, como por ejemplo el estado de Baja California, se ha hecho una asamblea de ciudadanos donde se logró revertir la privatización del agua. Una iniciativa donde en el estado ya la habían aprobado los diputados para privatizar el agua. Hace pocos días el gobernador de ese estado tuvo que firmar un documento dirigido al congreso para revocar esta iniciativa que quería privatizar el agua y que ya había sido aprobada por los diputados. A pesar de que el gobierno los reprimió, ya hay un escenario donde se rebatió una privatización concreta. Y esto puede contagiarse en todo el país.

Además, hay planteadas movilizaciones importantes como la de los maestros de la Coordinadora Nacional de los Maestros (CNM). Hay que contar también la gran movilización del 5 de febrero, en el aniversario de la Constitución Política de 1917 –que fue producto de una revolución armada-, donde se planteó la necesidad de crear un gran frente nacional y de llamar a todos los referentes del país. Al sector campesino, al sector obrero, a la pequeña y mediana empresa, pueblos originarios, estudiantes y todos los que estamos afectados por esta política económica capitalista a que nos juntemos todos para armar ese gran frente nacional.

Yo creo que podemos revertir esta política porque además el pueblo esta con un fuerte hartazgo de esta clase política y no hay credibilidad hacia los partidos políticos y, al mismo tiempo, esta creciendo una fuerte articulación de los movimientos sociales.

Desde el SME, desde la Nueva Central de Trabajadores de México, desde la Asamblea Nacional de Usuarios, desde la Confederación de Jubilados y Pensionados, desde uestra organización política, todos estamos en el acuerdo de de ir hacia este gran frente nacional para el rescate de nuestra soberanía, de nuestra independencia y de nuestros derechos como mexicanos.

Rigane: Muchas gracias Martín, y mucha fuerza con todos estos desafíos. Saludos desde la FeTERA, la CTA – Autónoma y el Sindicato de Luz y Fuerza de Mar del Plata.

28 de enero de 2017, Distrito Federal, México.

Prensa FeTERA

Volver